top of page

7 pasos para lavar tu melena ¡correctamente!

Actualizado: 2 jun 2022

¿Estás segurx de que sabes lavar tu cabello? Es una de las dudas más recurrentes en el Curly Studio. La clave para los resultados de salón que esperas en casa, empiezan desde un lavado hecho correctamente.



El styling empieza desde el lavado con champú; por eso un cuero cabelludo saludable y limpio tiene como resultado una melena resistente, brillante y de ensueño.

Así que lee con atención estos pasos, para que veas si estás lavando tu melena de una manera adecuada:


1. Dedícale el tiempo necesario

Empecemos por los errores recurrentes a la hora de lavar, el mayor de todos es no dedicarle el tiempo suficiente. Y aunque creamos que el lavado del cuero cabelludo carece de importancia, la verdad es que el eje principal de la salud de tu cabello, un cuero cabelludo sano y limpio es lo primero. Muchas veces tomamos menos de un minuto para realizar el lavado pensando que es solo un masaje a la ligera sin crear ningún tipo de fricción con tus dedos.


El tiempo ideal de un buen lavado es de 3 minutos, considerando un cabello abundante, nuestro consejo es siempre empezar y enfocarte en el cuero cabelludo; recuerda que no solamente en las zonas donde es visible la limpieza, inicia en la zona inferior y terminar en la superior, masajeando progresivamente.


Dato: Usa la espuma para que se deslice en los largos, no la apliques directamente.


2. Moja bien, demasiado bien

Antes de aplicar champú necesitamos una base de cabello mojado, totalmente mojado. De esta forma nos aseguramos de que nuestro champú produzca la espuma correcta, que se deslice con facilidad y podamos masajear correctamente.


Cada zona de nuestro cabello debe estar mojado para obtener un lavado profundo y correcto, no nos tomará más de 1 minuto excepto que tengamos una melena más densa en la cual tenemos que verificar con nuestro dedos si el agua ha llegado a cada zona. Hacerlo en secciones en este caso particular, evitará la acumulación de residuos de champú que se podrían quedar.


3. Usa la temperatura adecuada

Es importante la temperatura que usamos en el cuero cabelludo y cabello, muchos cometemos el error de usar el agua muy caliente a la hora de lavarnos sin pensar en el daño que hacemos a largo plazo. El agua caliente deshidrata el cuero cabelludo y elimina los aceites naturales que son beneficiosos


y ayudan a prevenir la caída del mismo, además también termina por quebrarlo, por eso debemos tomar conciencia a la hora de elegir la temperatura, lo más recomendable es iniciar con agua tibia y enjuagar el champú con agua fría. Notarás los cambios especialmente cuando uses un champú que tenga aceites y mantecas.


4. Realiza la elección correcta



Hablemos de cuán difícil ha sido conseguir un champú en nuestras rutinas de lavado, probablemente vivamos cambiándolos y no encontrando el ideal al seguir recomendaciones de todo tipo. Al conocer nuestro cuero cabelludo a profundidad podremos elegir el ideal ¿es graso, de oleosidad balanceada o seca? ¿Tengo alergias o manifestaciones en la piel? ¿El grosor de mis hebras de cabello son gruesas o finas? ¿Mi cabello es ondeado, rizado o tupido?



Lo más importante es reconocer que si has tenido enrojecimiento, descamación o sarpullido no es algo que pase normalmente y necesitas visitar a un profesional de la piel para tener un análisis.


Las texturas también son importantes:


➡ Si tienes un cabello fino, con poca densidad lo mejor es usar un champú sin consistencia cremosa para evitar una futura saturación.

➡ Si tienes un cabello con una hebra de grosor medio y ondeado/rizado lo mejor será elegir un shampoo con algún aceite para que te permita desenredar con la espuma sobrante.

➡ Si tienes una melena afro la mejor elección será un champú con mantecas o aceites por lo reseco de la hebra.


5. Usar la cantidad correcta

Muchas veces no sabemos cuál es la cantidad ideal de champú o la textura que deberíamos sentir en la aplicación. Usar muy poco champú podría no estar limpiando suficiente y no cubriría las hebras.


Lo mejor es siempre aplicar el champú en tu palma y usar tus dedos para aplicarlo desde tu cuero cabelludo y coronilla. Usar demasiado champú te está haciendo más daño, ya que especialmente el champú puede causar acumulación en el cabello, no los acondicionadores.



6. Crear una rutina de lavado


Sin importar cuánto se hable de lo ideal, siempre será una elección personal cada

cuánto lavas tu cabello. Esta frecuencia depende de tu estilo de vida, y tu textura de melena. Siempre será cuando tu melena se encuentre sucia o con acumulación, evita seguir rutinas no pensadas en tu bienestar.


Se puede establecer un estándar pero puede cambiar de acuerdo a tus hábitos y hasta el clima. Algunas texturas requieren lavado solamente una vez a la semana y otras 2 a 3 veces.


Dato: Experimenta por dos semanas la frecuencia de lavados y cómo resulta en tu estilo de vida.


7. Enjuaga bien

En resumen: después de haber tenido un buen lavado de 3 minutos necesitas enjuagar y hacerlo bien. Un enjuague puede tomar de 20 a 30 segundos. Depende de tu tipo de melena, puede que necesites más tiempo porque ahora también deberás enfocarte en retirar el producto de los largos de tu cabello.







4737 visualizaciones2 comentarios

2 Kommentare


Muy buen post! Y en cuanto al acondicionado ? Cuánto tiempo debemos esperar para enjuagarlo o como es

Gefällt mir
Unknown member
17. März 2021
Antwort an

Hola Adriana 🌿 gracias por tu comentario. Pronto estaremos publicando un post sobre este tema, pero desde ya te adelanto que el acondicionador necesita unos minutos en la melena pero no en el cuero cabelludo, solo de medios a puntas y podemos tomar esos minutos para peinarnos (con un peine o cepillo especial para rizos de ser posible, así desenredamos sin romper) ¡Un abrazo fuerte! 🤗

Gefällt mir
bottom of page